El ahorcado

19 mayo 2009

Guía de la Guitarra - parte 1

Reseña Histórica:    

El origen de la palabra GUITARRA, parece tomar su nombre del griego KITHARA ó del afgano KITAR (3 cuerdas). Hacia el año 1500 (a. J.C.) aparece en Egipto una guitarra de 3 cuerdas llamada Nofre ó Nefer. Dicho instrumento, era tocado por hombres y mujeres, que lo hacían sonar mediante un plectro. El uso del plectro parece indicar que la guitarra egipcia fuera montada con cuerdas metálicas y no de tripa. Durante la Edad-Media, la guitarra tuvo nombres muy variados: Crotta, Rotta, Rothe, Psalter, Chitare, Chitara etc., El nombre de Cithara, cambió por el de Guitarra durante el siglo XII.

Cuando los árabes invadieron la península ibérica, trajeron entre sus instrumentos musicales, una guitarra morisca (el Laúd) y una guitarra latina (la Guitarra), que vemos representados en las "Cantigas de Santa María" de Alfonso X El Sabio (1221-1284).

La edición de la obra más antigua, conocida hasta ahora, sobre el arte de tocar la guitarra, está escrita en español y lleva por titulo: " Tres libros de música en cifras para vihuela" de A. Mudarra. (Sevilla, 1546). En el 1er libro, encontramos para guitarra: cuatro Fantasías, una Pavana y una Romanesca.         Durante este tiempo la guitarra estaba montada de 4 cuerdas dobles, llamadas órdenes. La adición de la quinta cuerda a la guitarra, atribuida Juan Bermudo, quién ya cita una guitarra de 5 cuerdas en su "Declaración de Instrumentos Musicales" (Osuna, 1555).  Una guitarra de 6 cuerdas sencillas, que se supone ser la primera, es construida en Nápoles en 1764 por el luthier italiano Antonio Vinaccia.

Entre los siglos XVIII y XIX, la guitarra ha tenido virtuosos y compositores famosos como los españoles Fernando Sor (1778-1839) el mejor de todos, y Aguado (1784-1849), así como los italianos M. Giuliani (1781-1829) y Carulli (1780-1839), el francés Napoleón Coste (1806-1883), el austríaco Mertz (1806-1856) etc. En 1894 nace el prestigioso guitarrista Andrés Segovia. Sus interpretaciones, acompañadas de una profunda aspiración de perfección y de poesía, han introducido la guitarra en las salas de conciertos de todo el mundo, dándola a conocer como instrumento solista o como concertante.

Actualmente, la guitarra sigue siendo un instrumento lleno de vida, formando parte de los instrumentos que se estudian en los conservatorios de música del mundo entero, en los que se preparan nuevas generaciones de intérpretes  de calidad.

Partes de una guitarra