El ahorcado

14 abril 2009

Postura, para la flauta

Es muy importante cuidar la postura que debemos adoptar cuando toquemos la flauta ya que una buena postura nos facilitará el movimiento ligero de los dedos y la respiración será más relajada.
Esta postura, como podemos ver en la gráfica, nos ayuda a mantener erguida la cabeza y la espalda recta, debemos cuidar mantener los codos ligeramente separados del tronco.

Es recomendable, si no se tiene un atril para partituras, contar con un atril de lectura para mesa o colocar nuestra música de tal forma que nos sea cómoda la lectura, sin forzar nuestro cuerpo, en especial el cuello.
En cuanto a las manos debemos cuidar que estén lo más relajadas posible, sin nada de tensión, colocando la mano izquierda en la parte de arriba cerrando los tres primeros orificios y con el pulgar el portavoz, que es el orificio que se encuentra en la parte posterior; la mano derecha se situará en la parte inferior cubriendo los orificios correspondientes, esta mano debe utilizar el dedo meñique.


El portavoz (orificio trasero) nos ayuda a cambiar la octava aguda o grave, según se requiera, y se mueve girando levemente el pulgar, otra técnica nos refiere colocar el dedo en forma vertical y girarlo arriba y abajo, a la altura de la unión con la uña, en este caso propongo la primera y será al gusto del ejecutante el utilizar la que más le convenga.

Como apuntaba, las manos deben permanecer relajadas, los dedos deben cubrir los orificios solamente con las yemas de los dedos, un buen ejercicio es realizar círculos con rededor del orificio con cada dedo, sintiendo su circunferencia hasta lograr ejercer la fuerza necesaria para que no escape el aire.

Extraido de http://www.upaep.mx